Las bacterias del cáncer bucal recibirán un escrutinio riguroso

El tiempo es todo en la lucha contra el cáncer bucal.

Solo la mitad de los pacientes diagnosticados con la enfermedad sobreviven más de cinco años. Sin embargo, la detección temprana del cáncer bucal nunca fue más fácil, ahora que las chances de cura son grandes.

Los investigadores de la Universidad de New York están trabajando junto con los Institutos Nacionales de Investigación Dental y Cráneo facial que son parte de los Institutos Nacionales de Salud, para identificar las bacterias de la cavidad bucal que pueden estar asociadas con el cáncer bucal.

El estudio realizado con la colaboración de la Escuela de Medicina de la NYU y el Centro del Cáncer Memorial Sloan Kettering, comparará el perfil bacteriano en tejidos de personas saludables, tejidos con pre malignidad y tejidos malignos recolectados en 35 pacientes del Colegio de Odontología de la NYU y Sloan Kettering.

Deepak Saxena, Ph.D, investigador principal y profesor asistente de ciencias básicas y biología cráneo facial, utilizara secuencias genéticas para identificar las bacterias presentes en cada muestra, evaluaran que bacteria estimula el proceso inflamatorio asociado con el desarrollo del cáncer bucal.

El Dr. Saxena comenta: “Nuestro principal objetivo es desarrollar un protocolo de evaluación de riesgo para el cáncer bucal basado en el perfil bacteriano de las lesiones pre-malignas y tumores malignos”.

Esa evaluación de riesgo podría salvar vidas en el futuro. Al presente, la mejor manera de prevenir el cáncer bucal es reconocer los factores de riesgo y visitar al dentista regularmente.

Los exámenes de cáncer bucal forman parte del chequeo odontológico. Revisiones regulares, que incluyen el examen completo de la boca, son esenciales en la detección temprana de condiciones cancerosas y precancerosas.

De acuerdo con la Asociación Dental Americana, el cáncer bucal más frecuente es aquel que ocurre en personas usuarias de tabaco en cualquiera de sus formas, sin embargo, el alcohol combinado con el cigarro aumenta grandemente el riesgo. Los canceres bucales también pueden ocurrir en personas que no fuman y no presentan ningún otro factor de riesgo.

El cáncer bucal frecuentemente aparece como una pequeña mancha blanca o roja que pasa desapercibida o alguna irritación en cualquier lugar de la boca. La mancha puede afectar cualquier área de la cavidad bucal incluyendo labios, encías, líneas de los carrillos, lengua, tejidos duros y blandos del paladar o también puede conducir a cambios en la forma como los dientes contactan unos con otros.

Otros signos incluyen áreas irritadas que sangran fácilmente o que no cicatrizan; el color cambia en relación a los tejidos bucales, agrandamientos o tumefacciones, manchas rugosas agrandadas, áreas erosionadas o costras, dolor, áreas blandas o adormecidas en cualquier lugar de la boca o labios, dificultad para tragar, masticar, hablar o mover la lengua o mandíbula.

Los dentistas frecuentemente detectaran manchas o irritaciones de apariencia inofensiva y que no poseen una causa aparente. Una prueba simple, como la prueba del barrido que recolecta células de la lesión sospechosa de la boca, puede ser utilizada para detectar el cáncer.

Para leer más acerca del cáncer bucal y su prevención, visite ADA.org.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.