Los niños son alertados en relación a las bebidas energéticas y deportivas

Los dentistas, rutinariamente advierten a sus pacientes acerca del exceso de consumo de bebidas en lata, jugos y bebidas que poseen poco o ningún valor nutricional y que son perjudiciales para los dientes.

Ahora, la Academia Americana de Pediatría está opinando en relación a las bebidas energéticas y deportivas. Según la AAP, en la mayoría de los casos, los niños no necesitan de este tipo de bebidas y algunos estos contienen substancias que pueden ser perjudiciales para los niños.

Inicialmente, se explican las diferencias entre bebidas deportivas y bebidas energéticas. Las bebidas deportivas que contienen carbohidratos, minerales, electrolitos y saborizantes, se proponen reemplazar el agua y electrolitos perdidos cuando se suda durante el ejercicio. Las bebidas deportivas pueden ser benéficas para jóvenes atletas en una rutina prolongada y vigorosa actividad física, sin embargo, en la mayoría de los casos no son necesarias en el campo deportivo o cafeterías escolares.

Según Holly J. Benjamin, M.D., miembro del comité ejecutivo del Consejo de la AAP de Medicina Deportiva y Condicionamiento Físico y co-autor del informe: “Para la mayor parte de los niños involucrados en actividad física rutinariamente, el agua simple es lo mejor”. “Las bebidas deportivas contienen extra calorías que los niños no necesitan, y pueden contribuir con la obesidad y caries dental. Es mejor para los niños beber agua durante y después del ejercicio y jugos y leche bajos en grasa con los alimentos. Las bebidas deportivas no son recomendadas como bebidas que acompañan los tiempos de comida”.

Las bebidas energéticas contienen substancias que no se encuentran en las bebidas deportivas y que actúan como estimulantes, a saber, la cafeína, guaraná y taurina.

La cafeína, por mucho es el estimulante más popular, ha sido relacionado con un número de efectos nocivos a la salud de los niños, incluyendo efectos en el desarrollo neurológico y sistema cardiovascular. Las bebidas energéticas nunca son apropiadas para niños y adolescentes, según el Dr. Benjamin y la co-autora Marcie Beth Schneider, M.D., miembro del Comité de Nutrición de la AAP. En general, las bebidas que contienen cafeína, incluyendo las gaseosas, deben ser evitadas.

El Dr. Schreider comenta: “En muchos casos, es difícil definir por la etiqueta la cantidad de cafeína que existe en un producto”. “Algunas latas o botellas de bebidas energéticas pueden contener más de 500 mg de cafeína, lo que es equivalente a 14 latas de gaseosa”.

Según la AAP, los niños y adolescentes deberían evitar (o restringir) el consumo de bebidas deportivas que contienen carbohidratos ya que pueden incrementar el riesgo de desarrollar sobrepeso, obesidad y erosión dental. El agua, no las bebidas deportivas, debería ser la principal fuente de hidratación en los niños y adolescentes.

El Dr. Schneider comenta: “Existe una gran confusión acerca de las bebidas deportivas y energéticas, los adolescentes frecuentemente no conocen las diferencias entre estos productos”. “Algunos niños están bebiendo bebidas energéticas que contienen grandes cantidades de cafeína, cuando su principal propósito es simplemente rehidratarse después del ejercicio. Esto significa que ellos están ingiriendo grandes cantidades de cafeína y otros estimulantes, los cuales pueden ser peligrosos”.

El reporte: “Bebidas deportivas y Bebidas Energéticas en Niños y Adolescentes: ¿son apropiados?”, fue publicado en fascículo de Junio de Pediatría.

Los dentistas comparten su preocupación con el foco central del artículo: el exceso en el consumo de bebidas deportivas.

Los alimentos que contienen azúcar de cualquier tipo pueden contribuir con la caries dental. Cuando los dientes no se limpian después de comer, la placa bacteriana en la boca utiliza el azúcar para producir ácidos que pueden destruir las superficies duras de los dientes (esmalte). Después de un tiempo, la caries dental ocurre. Cuando el diente se encuentra en frecuente contacto con gaseosas, jugos, bebidas deportivas y bebidas con azucares agregadas, el riesgo de caries aumenta.

La Asociación Dental Americana no solo recuerda a los pacientes para restringir el consumo de este tipo de bebidas, sino también, se opone a los contratos que las compañías de bebidas mantienen con las escuelas, promocionando las bebidas carbonatadas (no alcohólicas). La ADA insta a las escuelas para permitir un mercadeo persuasivo dirigido a los niños que pueda influenciar sus patrones de consumo.

Para más información relacionada a dieta y salud bucal, visite ADA.org.

© Asociación Dental Americana. Todos los derechos reservados. La reproducción o la publicación se encuentran terminantemente prohibidas sin el permiso previo por escrito de la Asociación Dental Americana.

¿Todo está cambiando? No se olvide de cuidar sus dientes

Muchos cambios ocurren durante la adolescencia, pero eso no significa que los dientes deben sufrir. Practique una buena higiene oral con uno de estos productos para adolescentes.