La verdad sobre el dolor de tratamiento de conducto

La primera cosa que hay que entender es que un tratamiento de endodoncia por sí mismo no es la causa actual del dolor experimentado por la mayoría de los pacientes. Según la Asociación Americana de Endodoncistas, la endodoncia trata de aliviar el dolor, no de causarlo. De hecho, con los avances actuales en anestesiología y en las técnicas quirúrgicas, el malestar generalmente experimentado durante una endodoncia no es más grande que el que usted siente cuando le hacen un restauración.

Por el contrario, el dolor de dientes es usualmente causado por daños, tejido infectado, como la pulpa del diente; la endodoncia remueve el tejido que causa el problema y se limpia el área, parando la infección y aliviando el dolor. Sin embargo, el diente y el área circundante pueden doler por unos pocos días. Su dentista puede prescribir medicamentos para ayudar a aliviar los síntomas y permitir que usted regrese al trabajo casi inmediatamente.

¿No es mejor solamente extraer el diente?

La mayoría de los dentistas considerar que mantener los dientes naturales es preferible a removerlos y reemplazarlos con un puente o un implante. Las endodoncias son uno de los métodos usados para preservar el diente, removiendo la pulpa dañada en vez de someterlo a una costosa e irreversible extracción que puede causar mucho más estrés al cuerpo.

Ahora que usted conoce la verdad acerca del dolor de la endodoncia, no sienta miedo para ir a ver a su dentista si usted está experimentando incomodidad dental. Las endodoncias tienen una tasa muy alta de éxito y puede ayudarle a mantener el diente en cuestión por el resto de su vida.